Tres cosas que aprendí viajando en avión

La primera vez que viajé en avión tenía seis años. Recuerdo que ya desde antes de ese primer despegue yo quería saber más sobre los aviones: estaba convencida de que volar en avión era lo máximo. :)

Puesta de sol, en Aeropuerto Arturo Merino Benítez (SCL)
Puesta de sol, en Aeropuerto Arturo Merino Benítez (SCL)
Desde aquel primer vuelo tuve la dicha de viajar en avión muchas otras veces, a múltiples destinos.Y de esas experiencias aprendí muchas cosas que son válidas para los viajes y la vida en general. De esas lecciones, hoy rescato tres.

1. Lo primero que quiero mencionar es que en dos, no una, dos oportunidades, perdí el vuelo.

Una vez llegué tarde al aeropuerto. Mea culpa: salí con el tiempo muy justo. No tenía idea de qué tan lejos quedaba el aeropuerto y el tráfico me jugó una muy mala pasada. Otra vez tenía que hacer combinación en Santiago de Chile y mi primer vuelo salió tarde.

Y ambas veces comprobé que si vos no estás, no importa, el avión se va igual. Entonces, la primera lección fue: la puntualidad, importa. 


2. Uno carga con el abrigo, la cartera, la valija pequeña con las cosas valiosas y la grande llena de kilos y kilos de cosas que quizá no use en todo el viaje. Luego abona excesos de equipaje; se pelea con la empleada de la aerolínea para que no le despachen el bolsito de mano en la bodega, aunque, sí, pesa 13 kg cuando el máximo es de 8kg... Luego en el destino uno pierde minutos preciosos esperando la valija junto a la cinta (si es que llega de vuelta a nosotros...).

Bueno, ahí es donde uno se niega a ver que los viajeros frecuentes suben al avión con una valija de mano pequeña y se ahorran infinidad de molestias. Siempre es mejor viajar liviano. 


3. Finalmente, llego a la lección más valiosa. Si prestás atención a las instrucciones para casos de emergencia, la regla es asegurar la máscara de oxígeno que le corresponde a uno mismo antes de hacer nada más. Incluso si viajás con niños pequeños, dice la guía que lo más urgente es ponerte vos la mascarilla. Porque, claro, si perdés la conciencia después no vas a poder ni salvarte ni ayudar a nadie más...  

Como dice el viejo dicho, la caridad empieza por casa. Hay que ayudarse a uno mismo antes de ayudar a los demás.

¿Qué cosas valiosas para la vida te han enseñado los viajes?

Les deseo muchos y muy lindos vuelos. Y mejores aterrizajes. ;)

La primera vez que viajé en avión tenía seis años. Recuerdo que ya desde antes de ese primer despegue yo quería saber más sobre los aviones:...

La espera terminó: empieza el Mundial 2014


La espera terminó: empieza el Mundial 2014
La espera terminó: empieza el Mundial 2014
A mí el futbol no me mueve nada, pero el mundial me da curiosidad y con todo el mundo comentando equipos, partidos, resultados y la mar en coche, no quiero quedarme afuera.

La mayor parte de los partidos de este Mundial 2014 que se juega en Brasil caen en mi horario laboral y para verlos no me queda otra que escucharlos por radio o verlos por internet.

Google brinda un servicio muy piola en el que en su mismo buscador te va tirando data, pero estaría bueno ver los goles que siempre son lo mejor. ¿No?

Todavía no encontré un sólo lugar dónde ver la apertura y el primer partido sin pagar, por ahora me conformo con escucharlo y como mi celu no  tiene AM, encontré una radio FM que ya está pasando la previa del partido Brasil Vs. Croacia.

Algo es algo.

Fixture del Mundial, by Crónica TV
http://www.cronica.com.ar/article/index/41/mundial-2014

Mundial 2014, by Google
https://www.google.com.ar/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=mundial%202014

UPDATE:
- Canal 7 transmite todos los partidos del Mundial en vivo y se pueden ver online aquí (si no se satura por las visitas):
http://www.canal7.com.ar/

La espera terminó: empieza el Mundial 2014 A mí el futbol no me mueve nada, pero el mundial me da curiosidad y con todo el mundo coment...

Mix de recuerdos

Cómo guardar entradas, tickets, invitaciones y otros recuerdos sin que ocupen espacio.
Hay personas que conservan tiquets de cine, teatro, recitales, tarjetas de invitación y todo tipo de papelitos relacionados con eventos o momentos especiales.

Yo soy así. Y no solo eso. Junto todo tipo de pavadas y mini recuerditos con la esperanza de atesorar la magia. Y siempre me cuestioné un poco eso, porque en el caso de los recuerdos de papel la "magia" ya es una caja grande, desordenada, llena de cosas que reviso una vez cada muerte de obispo y que ocupa un espacio precioso en mi placard.

Hace unos días estaba mirando ideas de decoración y encontré este cuadrito para guardar y al mismo tiempo lucir esos tickets de recitales y obras de teatro.

Me pareció genial. Y muy a tono con mi frasco de caracoles y mi jarra de corchos. Quiero uno en casa y ya estoy maquinando cómo hacerlo.

Este post viene a ser más o menos un trailer de la presentación de mi display de recuerdos de papel. Coming soon.

Hay personas que conservan tiquets de cine, teatro, recitales, tarjetas de invitación y todo tipo de papelitos relacionados con eventos o ...

Excusas, excusas, excusas

Cualquiera diría que teniendo tantos espacios de expresión tan abandonados no me hacía falta crearme uno nuevo. Pero bue, acá estamos.

Fuente: http://lodyas.com/diseno-web-adaptativo-en-tijuana/
Quiero ponerle palabras a imágenes, ideas, tips y otras cosas que me vengo encontrando en esta etapa de mi vida y me acordé de la vieja y querida plataforma "Blogger".

En este momento en que tengo la casa revuelta y la cabeza llena de planes de decoración el blog bien podría llamarse "redecorando la casa" o algo así pero como no dudo que en cualquier momento me descuelgo con otras cosas que nada que ver preferí darle un nombre punchi, corto, que refleje el contenido.

Había pensado llamarlo "Mix". Con "M" de Mariana, de Mucho, de Miscelánea. Pero me terminé quedando con " eskipy ".

Hay una poco graciosa anécdota laboral detrás de ese nombre. Pero la palabra en sí no significa nada y por eso mismo, puede significarlo todo.

Las posibilidades infinitas siempre me seducen. ;)

Cualquiera diría que teniendo tantos espacios de expresión tan abandonados no me hacía falta crearme uno nuevo. Pero bue, acá estamos. ...